Dret per a principiants El dret administratiu: conceptes i normativa.

El dret és un ordre jurídic que s’expressa normativament (conjunt de normes) per regir una societat, regular-ne la conducta i resoldre’n els conflictes inspirats en els postulats de la justícia.

La paraula dret deriva de la veu llatina “directum“, que significa “el que està conforme a la regla, a la llei, a la norma”.

Però el dret també, no ho hem d’oblidar, és també des d’una visió crítica una forma de control social, però d’aquesta qüestió en parlarem i reflexionarem en un altre article.

El dret és classifica en dos tipus:

  • Dret públic. Existeix de l’exercici de poder de l’estat. Les regles van dirigides a regular l’organització i l’activitat de l’estat i també les relacions entre aquest i la ciutadania i les organitzacions, empreses, etc..
  • Dret privat és aquell que regula les relacions entre particulars. L’estat però no hi actua com a forma amb poder. Pot establir això si relacions entre el particular i l’estat.

El dret públic es caracteritza pel fet que existeix desigualat entre parts: l’òrgan públic té imperium mentre que les persones i particulars ocupen una posició d’inferioritat i subordinació. Al dret privat jurídicament tots, en principi, han d’intervenirr com iguals i per tant hi ha coordinació.

Amb l’aparició del liberalisme el dret públic delimita la seva acció a l’estat. La crisi del liberalisme fa que la barrera cada cop sigui més difosa i perdi tota essència ideològica. La divisió es manté avui. Cada cop hi ha tendència a la invasió del dret públic a la vida social. En l’àmbit econòmic es reflecteix en la presència d’empreses privades amb participació pública.

Dins del dret públic trobem l’anomenat dret administratiu, dret que regula l’organització, el funcionament i les atribucions de l’Administració pública en les seves relacions amb els particulars i amb altres administracions públiques.

Per Administració Pública s’entén l’organisme que realitza una activitat de l’Estat i que està enfocat a l’interès públic; article 103.1 de la Constitució espanyola.

Artículo 103 de la CE
    1. La Administración Pública sirve con objetividad los intereses generales y actúa de acuerdo con los principios de eficacia, jerarquía, descentralización, desconcentración y coordinación, con sometimiento pleno a la ley y al Derecho.

    2. Los órganos de la Administración del Estado son creados, regidos y coordinados de acuerdo con la ley.

    3. La ley regulará el estatuto de los funcionarios públicos, el acceso a la función pública de acuerdo con los principios de mérito y capacidad, las peculiaridades del ejercicio de su derecho a sindicación, el sistema de incompatibilidades y las garantías para la imparcialidad en el ejercicio de sus funciones.

 

L’estructura de l’Administració pública presenta una gran pluralitat d’administracions amb personalitat jurídica pròpia.

Les Administracions Públiques són de 3 tipus: territorials, instrumentals o institucionals i corporatives.

Territorials:

  • l’Administració General de l’Estat
  • les Administracions de les Comunitats Autònomes
  • i l’Administració local

Instrumentals o institucionals:

  • Organismes públics com pot ser per exemple el SOC, Servei d’Ocupació de Catalunya

Corporatives:

Col·legis professionals

Cambres de Comerç

etc.

Les Entitats de Dret Públic amb personalitat jurídica pròpia vinculades o dependents de qualsevol de les Administracions Públiques tindran així mateix la consideració d’Administració pública.

Anuncis

Análisis de la película Inside Out (Del revés)

1.                Ficha técnica película “Inside Out”

1. Breve resumen de la película y su relación con el tema central de Habilidades Intrapersonales.

“Inside Out” es una película que explica qué es la inteligencia emocional y ejemplifica una forma de gestionar las emociones. Explica la historia de una niña de 11 años, Riley, que por motivos laborales de su padre se debe trasladar de Minnesota a una gran ciudad como San Francisco, lo cual le provoca una desestabilización de sus emociones.

La película tiene por escenario principal el de la mente de Riley, donde 5 emociones básicas son las que gestionan la vida de la niña: alegría, tristeza, ira, miedo y asco. Estas emociones son las que se encargan del espacio del sistema memorístico dentro de la mente de Riley. A lo largo de la trama, podemos observar como las emociones se enfrentan al tener que tomar decisiones sobre como manejarse en San Francisco, en una nueva escuela, en una casa nueva sin decorar ya que el camión de mudanzas con todo el mobiliario y enseres de la familia se retrasa, con una serie de problemas laborales que surgen al padre. Esto hará que Riley quiera volver a Minnesota y se fugue de casa después de haber roto su relación amistosa con su mejor amiga y de haber dejado de practicar su deporte favorito: hockey. Esto es porque la mente de Riley

Las cinco emociones-alegría, tristeza, miedo, asco e ira, son las que dirigen las formas de actuar de la protagonista. Son las que se encargan de velar por el almacenamiento de memoria y estado mental de Riley. Y a lo largo de la película van a discutir entre ellas mientras que será Alegría, juntamente con un recuerdo esencial (elefante Bing Bong) y con la emoción Tristeza, la que se encargue de que Riley vuelva a ser la niña risueña que era antes del traslado. La trama explica como las emociones ira, miedo y asco luchan por evitar que se vayan destruyendo las memorias principales, mientras que Alegría viaja junto al examigo imaginario de la infancia de Riley, Bing Bong, y Tristeza en el “tren de pensamiento” y padecen un momento de abstracción.

Al final de la trama, la emoción Alegría aprende que cuando Riley deja que Tristeza tome el mando su madre y su padre pueden consolarla, y  esto hace que Riley pueda ser la que era antes, risueña, segura de sí misma, deportista y amistosa.

La película se relaciona directamente con el tema central del proyecto porque nos muestra qué sucede en el mundo emocional de las personas ante situaciones difíciles, y como superarlas usando la inteligencia emocional. En concreto se tratan los siguientes aspectos:

– Autoconocimiento y autoestima trabajando la inteligencia emocional y conocer cómo funciona nuestra mente: islas de personalidad, memoria a corto y largo plazo, recuerdos esenciales, tren de pensamiento, etc.

– El desarrollo de habilidades sociales como son el tomar decisiones, mantenerse positiva/o, superarse con el único objetivo de alcanzar unas metas determinadas.

– La gestión y control de las emociones de forma que se vea el lado positivo a los acontecimientos que se suceden en la vida cotidiana, siendo capaz de conocer su utilidad y cómo funcionan en nuestras vidas, nombrarlas y distinguirlas.

– La representación y expresión de las emociones, tanto de las propias como de las ajenas.

– El pasar de la edad infantil a la preadolescente e importancia del duelo para cerrar etapas de la vida. Las emociones de las personas adultas son emociones más elaboradas, y se mezclan (ejem. Emociones de la madre de Riley durante la cena del primer día del colegio de Riley).

-Identificar los “recuerdos esenciales”, los que proceden de nuestros éxitos, y las emociones relacionadas con éstos.

 – Saber cómo funcionan los procesos de olvido de información y de distorsión de recuerdos.

2. Descripción de Riley, la protagonista de la película.

Riley vive con sus padre y madre. Desde que nace Riley es una niña deportista, ama el hockey, alegre, positiva, con un carácter abierto tener la hace tener amistades. Es honesta y para ella es muy importante la familia. Tiene un cuerpo esbelto, es rubia de ojos azules, pecosa y con dientes separados. En general viste deportivamente, con una sudadera. Si bien al principio de la película viste de colores, a medida que va avanzando la trama podemos observar que viste con colores más oscuros.

2.-Descripción de los 5 personajes que representan las 5 emociones básicas, en cuanto a forma física, color, forma de comunicarse, interacción con el mundo…

Alegría
Tristeza
Ira
Miedo
Asco

Está representada por una chica guapa, enérgica y que se comunica con un tono positivo. Aparece con el acto de nacimiento. El color que la define es el amarillo. Irradia brillo, siempre ríe y es divertida. Procura que todos los buenos recuerdos se mantengan en el tiempo. Saca el lado positivo a todo, busca soluciones a los problemas que surgen viendo el lado positivo. Controla a tristeza y no sabe dónde enviarla para que no esté presente en la vida de Riley.

Procura mantener los recuerdos esenciales intactos.

Es la que se ocupa de gestionar desde la central el resto de sentimientos.

Lo representa una chica de color azul, bajita y “gordita” que esconde su mirada de preocupación y tristeza detrás de unas enormes gafas.

Aparece con la temprana infancia. Siempre pone obstáculos, excusas para no llevar a cabo acciones que pudieran llevar a Riley a realizar aquellas actividades que la hacen feliz. Frustra a Alegría porque siempre está, lógicamente, triste y no hace más que convertir todos los recuerdos esenciales de Riley en puros recuerdos tristes. Según ella llora para dejar de obsesionarse con el peso de los problemas.

Lo representa un hombre bajito, de color rojo, con cara y tono de voz furiosa.

Echa humo por la cabeza. Explota cuando se superan sus límites y las cosas no salen según lo planeado.

Lo representa un hombre delgado y alto. El color que lo simboliza es el lila o violeta. Miedo casi todo lo que rodea a Riley es peligroso porque actúa tanto ante una amenaza real como ante una imaginaria. Pero su trabajo es importante porque es el responsable de su seguridad. El problema viene cuando es la que domina porque puede aterrar y paralizar.

Lo representa una chica de color verde que es presumida y que habla con tono envidioso.

Analiza todo lo que rodea a Riley y se encarga que no vaya mal vestida, ni huela mal.

4. Localización de situaciones que conllevan la aparición de cada una de las emociones.

Alegría: el nacimiento y cuando es una bebé. Los recuerdos de infancia de Riley son alegres.

Tristeza: con la mudanza y recuerdos de la infancia en Minnesota.

Ira: en la cena familiar del primer día de colegio, cuando le preguntan sobre como le ha ido el colegio. El miedo y tristeza al recordar su vida en Minnesota ante todas sus nuevas compañeras y compañeros de clase desembocan en la ira.

Miedo: aparece con los primeros pasos de Riley a causa de que le dicen “cuidado con el cable”, etc. o bien el primer día de clase cuando la profesora hace que se levante de la silla y se presente al resto de compañeras y compañeros.

Asco: con la comida que no le gusta (brócoli) o el primer día de clase en el nuevo colegio de San Francisco, al ver a las otras niñas que van vestidas de forma más moderna o incluso maquilladas.

5. ¿Cómo se va formando la personalidad de Riley? ¿Cómo se simboliza en la película?

Riley, que se encuentra en la infancia, es un niña sincera y muy alegre y optimista. También hay momentos en los cuales es torpe. A medida que pasa el tiempo y que se aproxima a la preadolescencia se vuelve más sentimental, y otras emociones que no son la alegría comienzan a manifestarse más profundamente. Los recuerdos de infancia de Riley son alegres, son los que se denominan “recuerdos esenciales” y proceden de sus primeros éxitos (aprender a patinar sobre hielo).

En el momento en que se muda a la ciudad de San Francisco por motivos laborales del padre, comienzan a aflorar esos sentimientos que antes estaban menos presentes: miedo, ira, asco y tristeza. Sin embargo, estas emociones intentan ajustarse a la nueva situación, a la nueva ciudad, casa, colegio, etc. Su madre procura que sea feliz a pesar de los problemas laborales del padre tras la mudanza a San Francisco. Ella mantiene en equilibrio y gestiona muy bien las emociones.

Ese traslado de una ciudad a otra supone para Riley un punto de inflexión en su vida. Adaptarse al cambio le es complicado lo cual la vuelve cada vez más vulnerable a nivel emocional que la lleva a intentar fugarse de casa y volver a Minnesota donde era muy feliz. Pero, de forma madura, se dará cuenta que ello es un error supone separarse de su familia. Al regresar expresará a su padre y a su madre las emociones que siente y la consolarán por ello, y aprenderá a adaptarse a su nuevo hogar.

Se simboliza en la película con los colores que viste o de fondo de imagen. Así mismo, a lo largo de la película vemos como la memoria de recuerdos esenciales se representan con unas bolas de cristal del color de la emoción que en ese momento domina. Estas bolas se almacenan en corto o largo plazo o bien se echan a un precipicio para su desaparición. La mente de Riley está dividida en diferentes zonas, y se destruyen algunas de estas zonas, en concreto diversas “islas de personalidad” por la discusión entre las emociones.

6. ¿Cómo se representan sus sueños? ¿Cómo se van modificando según las emociones que siente y que asocia a las experiencias y vivencias que tiene?

Los sueños de Riley son elaborados por una lo que parece ser una productora de cine, como si se tratase de una gran película con guionistas que la hacen muy descabellada e irracional. En ellos se mezclan todas las situaciones vividas, se exageran y se mezclan con los miedos sentidos (caída de dientes de Riley cuando se presenta ante sus nuevos compañeros/as). Las emociones ira, miedo, asco intentan manipular los sueños de Riley (momento 51’53” del film) con el fin de recuperar los recuerdos llamados esenciales y multiplicarlos.

Los sueños se van modificando según las emociones que siente Riley, y que asocia a las experiencias y vivencias que tiene a lo largo del día.

7. En relación con las creencias, las cuales se encargan de guiar nuestra vida, ¿cómo se representan? ¿en base a que se conforman?

En la película las creencias se representan en cajas: una caja tiene opiniones y otra caja tiene realidades, hechos. En un momento de la trama la emoción Alegría sin darse cuenta las derrama por el suelo y al intentar devolverlas a su sitio le es imposible porque no sabe cuál es cuál. Las creencias se conforman en que son una realidad inamovible, que son verdades absolutas y también universales (Vico, 2015). Y esto es lo que le sucede a Tristeza cuando añora constantemente la antigua vida de Riley en Minnesota.

8. ¿Qué valores se reflejan en la película?

En la película se reflejan una serie de valores como son la superación personal, el optimismo, la amistad, la colaboración/cooperación y la autoestima. La superación personal la observamos en el momento en que Alegría intenta pasar por encima del vertedero de recuerdos (momento 29’44’’ de la película) para llegar a la central y gestionar los últimos comportamientos de Riley. A pesar de que isla payasada cae en el basurero, la emoción Alegría sigue intentando llegar a la central. La cooperación se da entre Alegría, el recuerdo esencial Bing Bong y Tristeza, que si bien esta última es rechazada por Alegría, al final Alegría se da cuenta que la necesita para conseguir su meta.

9. Moraleja a extraer

La moraleja que extraigo de la presente película es que los sentimientos ni son buenos ni malos en su totalidad. Una combinación equilibrada de todas ellas (lo que se denomina “gestión de las emociones”) nos va a ayudar en nuestros proyectos vitales.

Es prioritario escuchar nuestras emociones y poder expresarlas. Estas están ahí y no dimiten, como bien se expresa en la película. Hay que darles el espacio necesario durante el tiempo necesario, y por tanto, no hay que huir de ellas sino que afrontarlas desde la comprensión de lo que está pasando en nuestro interior.

10. Valora la película, como recurso pedagógico, para la explicación de los conceptos a trabajar en este producto, ¿qué has aprendido?

La película como recurso pedagógico me parece EXCELENTE aunque no está pensada y realizada con perspectiva de género puesto que la madre no tiene trabajo reconocido fuera de casa y es la que está pendiente de los cuidados emocionales de la hija, y tristeza es una niña regordeta y bajita, mientras ira se asemeja a un personaje masculino.

Aun así “Inside Out” nos enseñan la vida real, no una fantasía o cuento donde todo el mundo es encantadoramente feliz o un príncipe salva a la princesa. Comprender que la vida es cambiante, y que hay que aprovechar lo mejor de esos cambios.

Lo que he aprendido es que afrontarse a esos cambios con inteligencia emocional nos van a ayudar a superarnos como personas y controlar mejor nuestras emociones, sin ningún tipo de represión ya que estas van a ser explicadas a nuestros seres queridos para poder sobrellevarlas.

La Prevención de Riesgos Laborales: obligaciones legales

La Ley 31/95 de Prevención de Riesgos Laborales fija deberes y derechos para la parte empresarial y para las trabajadoras. El objetivo de la ley es promover tanto la seguridad como la salud de trabajadores/as por medio de actividades de prevención siguiendo también normativa europea (Directiva 89/391/CCE y articulo 118 A del Tratado Constitutivo de la Comunidad Europea).

Es el artículo 14 de dicha ley el que marca los derechos de las personas trabajadoras: el derecho a una protección eficaz en seguridad y salud en el trabajo y el deber de la parte empresarial de protección ante los riesgos laborales. Por tanto, las obligaciones de la parte empresarial son:

  1. informar, consultar y hacer partícipes a las personas trabajadoras: qué riesgos para la seguridad y salud existen para cada puesto y función, medidas de protección y las del artículo 20 de la LPRL. La información se da por medio de la representación de los riesgos específicos que estén relacionados a su puesto de trabajo.
  2. derecho a la formación. Ha de ser teórica y práctica y adecuada en materia preventiva en el momento en que se contrata a la trabajadora, cuando haya cambios en sus funciones o en los equipos de trabajo. Los/as trabajadores/as tienen las obligaciones de usar correctamente las máquinas, herramientas, etc., y los EPI’s, no ponerlas fuera de funcionamiento, informar de riesgos para la salud y seguridad a la persona de la que dependa organizativamente, cooperar en esta temática con la parte empresarial.
  3. derecho a la paralización de la actividad en caso de riesgo grave e inminente. No trabajar o parar hasta que se tomen las medidas que eliminen los riesgos o los controlen.
  4. derecho a la vigilancia de su estado de salud. Debe ser periódico la revisión del estado de salud de trabajadores/as (obligatoria sólo en algunos casos) para confirmar que sean aptos/as para hacer ese trabajo y las condiciones laborales no les repercuta negativamente en su salud. Priman los derechos constitucionales a la intimidad, privacidad y confidencialidad de los historiales médicos.
  5. derecho a una mayor seguridad a colectivos especiales: personas con diversidad funciona, personas especialmente sensibles, embarazadas, menores de edad (en este caso se informa también de los riesgos del trabajo a madres/padres y tutores/as).

La representación en materia de PRL de trabajadores/as se hace mediante los  delegados/as de prevención y comité de seguridad y salud.

 

Delegados/as de prevención y comité de seguridad y salud

La elección de delegados/as se hará en función del número de personas trabajadoras de la empresa. En las de 30, la delegada de prevención coincide con la de personal. En las de 31 a 49 es escogida por y entre las personas delegadas de personal.

Su número estará de acuerdo a la escala siguiente:
De 50 a 100 trabajadores: 2.
De 101 a 500 trabajadores: 3.
De 501 a 1.000 trabajadores: 4.
De 1.001 a 2.000 trabajadores: 5.
De 2.001 a 3.000 trabajadores: 6.
De 3.001 a 4.000 trabajadores: 7.
De 4.001 en adelante: 8.

Para calcular el número de trabajadores/as que integra la plantilla de la empresa deben contabilizarse todas las fórmulas de contratación existentes en la empresa, tanto los contratos indefinidos como los contratos de duración temporal, tal como lo establece el artículo 35.3 de la LPRL:

a) Los trabajadores vinculados por contratos de duración determinada superior a un año se computan como trabajadores/as fijos de plantilla.
b) Los contratados por término de hasta un año se computan según el número de días trabajados en el período de un año anterior a la designación. Cada doscientos días trabajados o fracción se computarán como un trabajador más.

Las competencias y facultades de los Delegados de Prevención son las que a continuación detallamos:

• Colaborar con la dirección de la empresa en la mejora de la acción preventiva.
• Promover y fomentar la cooperación de los trabajadores en ejecución de la normativa sobre prevención de riesgos laborales.
• Ser consultados sobre las materias objeto de consulta obligatoria para el empresario.
• Vigilar y controlar el cumplimiento de la normativa de prevención de riesgos laborales.
• Acompañar a los técnicos en las evaluaciones de carácter preventivo y a los Inspectores de Trabajo y Seguridad Social en la realización de visitas y verificaciones que realicen en los centros de trabajo.
• Tener acceso, con las limitaciones previstas en la LPRL, a la información y documentación relativa a las condiciones de trabajo que sean necesarias para el ejercicio de sus funciones.
• Ser informados por el empresario sobre los daños producidos en la salud de los trabajadores.
• Recibir del empresario información acerca de las actividades de protección y prevención en la empresa, así como proponerle la adopción de medidas de carácter preventivo y para la mejora de los niveles de protección de la seguridad y la salud de los trabajadores y realizar visitas a los lugares de trabajo para ejercer una labor de vigilancia y control del estado de las condiciones de trabajo.
• Proponer al órgano de representación de los trabajadores la adopción del acuerdo de paralización de actividades ante situaciones de riesgo grave e inminente.

Los/as delegados/as de prevención tienen las mismas garantías que los delegados/as de personal:

a) Apertura de expediente contradictorio en el supuesto de sanciones por faltas graves o muy graves, en el que serán oídos, aparte del interesado, el comité de empresa o restantes delegados de personal. Esto supone que antes de imponer sanciones graves o muy graves a un representante es necesaria la apertura de un expediente contradictorio en el que serán oídos, el interesado y los restantes representantes de los trabajadores. Los demás aspectos relativos al desarrollo del expediente se regularán en convenio colectivo
b) Prioridad de permanencia en la empresa o centro de trabajo respecto de los demás trabajadores, en los supuestos de suspensión o extinción por causas tecnológicas o económicas. Esta prioridad también opera en los supuestos de movilidad geográfica cuando esté referida al mismo grupo profesional (art. 40.5 del Estatuto de los Trabajadores).
c) No ser despedido ni sancionado durante el ejercicio de sus funciones ni dentro del año siguiente a la espiración de su mandato, salvo en caso de que ésta se produzca por revocación o dimisión, siempre que el despido o sanción se base en la acción del trabajador en el ejercicio de su representación. Asimismo no podrá ser discriminado en su promoción económica o profesional en razón, precisamente, del desempeño de su representación.
d) Expresar, colegiadamente si se trata del comité, con libertad sus opiniones en las materias concernientes a la esfera de su representación, pudiendo publicar y distribuir, sin perturbar el normal desenvolvimiento del trabajo, las publicaciones de interés laboral o social, comunicándolo a la empresa, sin vulnerar los límites generales de este derecho como son: el respeto al honor, a la intimidad y a la propia imagen de otras personas.
e) Disponer de un crédito horario. En este sentido debemos aclarar que el delegado de prevención como tal no tiene horas, sino que será en su condición de delegado/a de personal o miembro/a  de comité de empresas acreedor del crédito horario que establece el Estatuto de los Trabajadores.

Comité de Seguridad y Salud

Es un órgano paritario (formado a pares) y colegiado (se comunica cuando se crea al Ministerio de Trabajo). Es mixto puesto que lo componen exactamente el mismo número de representantes de trabajadores/as y representantes por parte de la empresa.

Debe crearse en todas las empresas con 50 o más trabajadores/as. En las reuniones pueden concurrir las personas delegadas sindicales y responsables técnicas de prevención, así como trabajadoras con especial cualificación si lo pide alguna de las representaciones en el comité.

Si la empresa tiene varios centros de trabajo pueden crearse comités multicentros.

Las competencias del Comité:

  • Participar en la elaboración, puesta en práctica y evaluación de los planes y programas de prevención de riesgos de la empresa. Debatirán, antes de su puesta en práctica y en lo referente a su incidencia en la prevención de riesgos, la elección de la forma de organización de la empresa y, en su caso, la gestión realizada por las entidades especializadas con las que la empresa hubiera concertado la realización de actividades preventivas; los proyectos en materia de planificación, organización del trabajo e introducción de nuevas tecnologías, organización y desarrollo de las actividades de protección y prevención y proyecto y organización de la formación en materia preventiva.
  • Promocionar iniciativas sobre métodos de prevención eficiente de los riesgos, proponiendo a la empresa mejorar las condiciones o la corregir las deficiencias que hay.

Facultades:

• Conocer directamente la situación relativa a la prevención de riesgos en el centro de trabajo, realizando a tal efecto las visitas que estime oportunas.

• Conocer cuantos documentos e informes relativos a las condiciones de trabajo sean necesarios para el cumplimiento de sus funciones, así como los procedentes de la actividad del servicio de prevención, en su caso.

• Conocer y analizar los daños producidos en la salud o en la integridad física de los trabajadores, al objeto de valorar sus causas y proponer las medidas preventivas oportunas.

• Conocer e informar la memoria y programación anual de servicios de prevención.
Los miembros del Comité, están facultados, como Delegados de Prevención que son, para realizar visitas a los puestos de trabajo para obtener información sobre las condiciones de trabajo.

El Comité de Seguridad y Salud puede y debe pedir a la parte empresarial toda la documentación e información relacionada con las condiciones de trabajo, así como aquellos informes que recojan la actividad preventiva del servicio de prevención: programación anual de las actividades preventivas y la memoria de la actuación preventiva del año anterior.

 

Deber general de organización de la prevención.

Se refiere a la organización de la prevención para gestionar y planificar una actividad preventiva dotándola de recursos económicos para conseguir objetivos propuestos. La gestión se ha de hacer de acuerdo al sistema de organización general de la empresa, tareas, etc. y depende del tamaño de la empresa, el número de trabajadores/as o la actividad a la cual se dedique.

Modos de gestionar la prevención de riesgos laborables:

A) CENTROS DE TITULARIDAD PRIVADA

En centros de titularidad privada, como es el caso de centros privados y concertados, el empresario puede optar, cumpliendo los requisitos de las mismas, por los siguientes tipos de modalidades de organización preventiva:

  1. Asumiendo personalmente tal actividad.
  2. Designando a uno o varios trabajadores/as para llevarla a cabo.
  3. Constituyendo un servicio de prevención propio.
  4. Recurriendo a un servicio de prevención ajeno.

 

A1) ASUMIDA PERSONALMENTE POR EL EMPRESARIO/A

Cuando se den las circunstancias siguientes:

  • Que la empresa cuente con menos de 6 trabajadores.
  • Que éste, el/la empresario/a, desarrolle de forma habitual su actividad profesional en el centro de trabajo.
  • Que las actividades de la empresa no sean consideradas como peligrosas. (Anexo I del Reglamento de los servicios de prevención).
  • Que cuente con la capacitación correspondiente.
  • Que recurra a alguna de las otras modalidades de servicios de prevención para la realización de aquellas actividades que no pueda realizar, y, en particular, la vigilancia de la salud.

Esta forma de gestión solo es implantarla en empresas unipersonales, porque las personas jurídicas (sociedades limitadas, anónimas o comunidades de bienes) no pueden asumirlo “personalmente” sino a través de sus órganos o estructuras.

A2) TRABAJADORES/AS DESIGNADOS/AS

Requisitos:

  • Contar con menos de 500 trabajadores o 250 si desarrollan actividades consideradas como peligrosas.
  • Si se designa un número de trabajadores/as suficiente a las funciones encomendadas: los cuales habrán de contar con la capacitación adecua da para las actividades preventivas a desarrollar.
  • Disponer de medios (materiales, técnicos) y tiempo para desarrollar adecuadamente sus funciones.
  • Acceder a la información y documentación en materia preventiva –riesgos existentes y medidas de actuación- necesaria para llevar a cabo las funciones encomendadas.

Los trabajadores/as designados/as están sujetos al régimen siguiente:

  • Disfrutarán de las mismas garantías a las de los representantes de los trabajadores y no podrán sufrir ningún perjuicio derivado del ejercicio de sus funciones.
  • Han de guardar sigilo profesional sobre las informaciones a las que tengan acceso, y han de colaborar entre sí y con los servicios de prevención.

Naturalmente aquellas actividades preventivas cuya realización no resulte compatible con esta modalidad, por ejemplo la vigilancia del estado de la salud de trabajadores/as, habrá de ser cubierta con la modalidad correspondiente.

 

A3) SERVICIO DE PREVENCIÓN PROPIO

El Reglamento de los Servicios de Prevención entiende por servicio de prevención propio “el conjunto de medios humanos y materiales de la empresa necesarios para la realización de las actividades de prevención”.

Las empresas están obligadas a constituir un servicio de prevención propio en los supuestos siguientes:

  • Que se trate de empresas que cuenten con más de 500 trabajadores.
  • Que, tratándose de empresas de entre 250 y 500 trabajadores, desarrollen alguna de las actividades incluidas en el Anexo .
  • Que, tratándose de empresas no incluidas en los apartados anteriores, así lo decida la Autoridad laboral, previo informe de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social y, en su caso, de los órganos técnicos en materia preventiva de las Comunidades Autónomas, en función de la peligrosidad de la actividad desarrollada o de la frecuencia o gravedad de la siniestralidad en la empresa , salvo que se opte por el concierto con una entidad especializada ajena a la empresa de conformidad con lo dispuesto en el artículo 16 de esta disposición.

Se caracterizan por los rasgos esenciales siguientes:

  • Constituye una unidad organizativa específica de la empresa.
  • Sus integrantes dedicarán de forma exclusiva su actividad en la empresa a la finalidad preventiva.
  • Deberá contar con instalaciones y medios humanos y materiales necesarios para las actividades preventivas a desarrollar.
  • Deberá cubrir al menos dos especialidades preventivas.
  • Deberán contar con personal experto, con capacitación suficiente para el desarrollo de funciones de nivel superior: al menos uno por especialidad.
  • Han de contar con personal con capacidad para las funciones de nivel básico e intermedio.
  • En caso de asumir la actividad sanitaria habrá de contar con la estructura y medios adecuados para su actividad y garantizar la confidencialidad de los datos médicos personales; debiendo contar, al menos, con un médico especialista en Medicina del Trabajo o diplomado en Medicina de empresa y una persona graduada en Enfermería.

Si la empresa tiene varios centros de trabajo y éstos se hallen dispersos, la estructura, configuración y ubicación del servicio de prevención habrá de ajustarse a las características de la empresa y a la forma de adecuar los medios a la forma de llevar a cabo la actuación preventiva de la forma más eficaz.

Una variedad de los servicios de prevención propios está constituida por los servicios de prevención mancomunados, en cuya constitución predominan los criterios de eficacia preventiva y eficiencia y economía de medios sobre el de unidad de organización empresarial.

Para su constitución, que puede adoptarse por decisión unilateral de las empresas o mediante acuerdo con la representación de los trabajadores, se exigen que las empresas que formen parte del mismo reúnan los requisitos siguientes:

  • Que desarrollen de forma simultánea su actividad en un mismo centro de trabajo, edificio o centro comercial;
  • Que pertenezcan a un mismo sector productivo, grupo empresarial, o
  • Que desarrollen su actividad en un polígono industrial o área geográfica limitada.

Por otra parte la constitución del servicio de prevención mancomunado, que puede tener personalidad jurídica distinta de las empresas está sujeta a todos los requisitos, en cuanto a adecuación de medios y competencia de los técnicos, propios de los servicios de prevención propios, cuyo régimen resulta de plena aplicación, además de los siguientes:

  • Es preceptiva, con carácter previo a su constitución, la consulta a los representantes legales de los trabajadores en cada una de las empresas que lo integren;
  • La decisión ha de formalizarse mediante el “acuerdo de constitución” en el que deben constar los extremos siguientes:
  • Las condiciones mínimas en que el servicio va a desarrollarse: es decir, recursos humanos y técnicos, instalaciones, cobertura, ubicación y asignación de funciones;
  • La relación de empresas participantes, y
  • El grado de participación de cada una de ellas.

Los servicios de prevención propios habrán de elaborar anualmente:

  • Una programación anual de las actividades preventivas.
  • Una memoria anual de la actuación en materia preventiva

Mecanismos de control: auditorias

Todos los servicios de prevención propios, cualquiera que sea su modalidad, han de ser objeto de evaluación externa por parte de una persona o entidad especializada, autorizada por la autoridad laboral, para verificar de forma periódica –cada cinco años- la eficacia del sistema de prevención implantado en la empresa.

Con objeto de garantizar el cumplimiento de las funciones encomendadas, las personas o entidades auditoras, además de cumplir los requisitos establecidos reglamentariamente tanto en cuanto a los requisitos de capacitación técnica, independencia técnica y autorización administrativa, habrán de actuar con rigor y profesionalidad de forma que en la reforma del marco normativo se tipifica como una nueva infracción, calificada como muy grave, “La alteración o el falseamiento por las personas o entidades que desarrollen la actividad de auditoria del sistema de prevención, del contenido del informe de la empresa auditada” .

Dicho informe, según el Reglamento debe mantenerse a disposición tanto de la autoridad laboral como de los representantes de los trabajadores.

A4) SERVICIOS DE PREVENCIÓN AJENOS

El Reglamento de los Servicios de Prevención ofrece una definición peculiar de los servicios de prevención ajenos, ya que, al contrario de lo que ocurre con los servicios de prevención propio, no se refiere a ellos como estructura u organización de medios humanos y materiales sino al propio servicio que se presta por la “entidad especializada que concierte con la empresa la realización de actividades de prevención, el asesoramiento y apoyo que precise en función de los tipos de riesgos o ambas actuaciones conjuntamente” .

El empresario deberá recurrir a uno o varios servicios de prevención ajenos, que colaborarán entre sí cuando sea necesario, cuando concurra alguna de las siguientes circunstancias:

  • Que la designación de uno o varios trabajadores sea insuficiente para la realización de la actividad de prevención y no concurran las circunstancias que determinan la obligación de constituir un servicio de prevención propio.
  • Que no se haya optado por la constitución de un servicio de prevención propio.
  • Que se haya producido una asunción parcial de la actividad preventiva.

El documento, en el que se establece las condiciones de la prestación del servicio a la empresa por parte de la entidad acreditada para prestarlo se denomina “concierto de la actividad preventiva” , y ha de ser formalizado para cubrir aquellas especialidades no cubiertas por el servicio de prevención propio en cualquiera de sus modalidades.

B) CENTROS DE TITULARIDAD PÚBLICA

En los centros de titularidad pública, al no existir la figura del empresario, la organización de la prevención, obviamente, no puede ser “asumida personalmente por el empresario”, como si puede serlo en el caso de empresas pequeñas de titularidad privada.

De esta forma, adaptando la LPRL y el Reglamento de los servicios de prevención a las características de las Administraciones Públicas, las modalidades de organización de la prevención en centros públicos se pueden clasificar en:

  • Constituyendo un servicio de prevención propio.
  • Designando a uno o varios trabajadores para llevarla a cabo.
  • Recurriendo a un servicio de prevención ajeno.

B1) SERVICIO DE PREVENCIÓN PROPIO

Se deberá crear un servicio de prevención propio, con posibilidad de asunción parcial de la actividad preventiva por un servicio de prevención ajeno, cuando concurra alguno de los siguientes supuestos:

  • En los Departamentos ministeriales y Organismos públicos que cuenten en una provincia con centros de trabajo con más de 500 empleados públicos, y en aquéllos que tengan entre 250 y 500 empleados públicos y desarrollen alguna de las actividades incluidas en el anexo I del Reglamento de los Servicios de Prevención.
  • No obstante, también se podrá constituir un servicio de prevención propio para más de una provincia en los Departamentos ministeriales y Organismos públicos, cuando cuenten, en el conjunto de ellas, con más de 500 empleados públicos, o tengan entre 250 y 500 empleados públicos y desarrollen alguna de las actividades incluidas en el anexo I del Reglamento de los Servicios de Prevención.
  • Cuando así se considere necesario en los Departamentos ministeriales, Organismos públicos y centros de trabajo, en función de la peligrosidad de la actividad desarrollada o de la frecuencia y gravedad de la siniestralidad o del volumen de efectivos de los centros de trabajo.

B2) TRABAJADORES DESIGNADOS

En los demás casos, se deberá designar a uno o varios empleados públicos para ocuparse de la actividad preventiva, que podrían completar al Servicio de Prevención en un ámbito determinado.

Cuando se opte por la designación de empleados públicos para la realización de actividades de prevención, ésta deberá ser consultada con los órganos de representación del personal.

B3) SERVICIOS DE PREVENCIÓN AJENOS

En aquellos casos en que las peculiaridades de la organización lo requieran, de acuerdo con los representantes de personal, se podrá acoger a uno o varios servicios de prevención ajenos, que cooperarán entre sí en caso de necesidad.

Podrá acordarse la constitución de servicios de prevención mancomunados entre aquellos Departamentos ministeriales y Organismos públicos que desarrollen simultáneamente actividades en un mismo edificio o en un área geográfica limitada.

Además si en un mismo edificio desarrollan actividades trabajadores/as de otra u otras Administraciones públicas o de otra u otras empresas o autónomos, se deberán adoptar los instrumentos necesarios para que tales Administraciones o empresarios/as reciban la información y las instrucciones adecuadas en relación con los riesgos existentes en ese centro de trabajo, las medidas de protección y prevención correspondientes, y de emergencia a utilizar, para su traslado a sus respectivos trabajadores, y establecer los medios de coordinación que sean necesarios en cuanto a todo ello.

La Prevención de Riesgos Laborales: 2a parte.

Los principios generales de la organización de la prevención se regulan en el artículo 15 de la LPRL y los aplica la parte empresarial. Son los siguientes:

  1. Evitar riesgos
  2. Evaluar los riesgos no evitables
  3. Oponerse a los riesgos en su origen
  4. Adaptar el trabajo a la persona (Ergonomía)
  5. Planificar la prevención y adoptar medidas de protección colectiva frente a la personal.
  6. Realizar indicaciones a las personar trabajadoras permitiendo su participación
  7. Informar y consultar a las personas trabajadoras, dándoles formación adecuada

Veremos que en la PRL no siempre se pueden eliminar los riegos o fuentes de dónde emanan porque usamos medios y equipos que de por sí tienen riesgos. Ejem. martillo supone un golpe en el dedo, o mano. Por ello se de evitar, eliminándolos principalmente, los que no surgen por necesidad de la actividad laboral.

La evaluación nos permite que podamos tener la información para estar en condiciones de decidir sobre la oportunidad o no de tomar acciones de carácter preventivo. Un cambio en el proceso de trabajo implica la revisión de la evaluación realizada inicialmente. Cabe añadir que la evaluación la realizan personas cualificadas.

En la evaluación siempre se han de recabar toda información relativa a cómo funciona el puesto, los equipos y materiales, procesos, la formación de trabajadoras/es, el entorno del trabajo. Después a cada riesgo se le asignará un valor según la probabilidad de que el riesgo produzca una accidente o enfermedad profesional y lo grave que sean los daños. AQUÍ la clasificación de los riesgos siendo posibles seis grados:

  1. trivial: no requiere acciones específicas y se puede trabajar en un riesgo admisible.
  2. muy bajo: se han de efectuar verificaciones periódicas de la eficacias de las medidas de prevención implantadas
  3. medio: reducir los riesgos
  4. alto: requiere actuaciones concretas para reducir la probabilidad de daños
  5. muy alto: no se debe comenzar el trabajo hasta que se haya aminorado el riesgo en un tiempo inferior al de riesgos altos
  6. inaceptable: no se debe empezar ni proseguir con el trabajo. De hecho se debe prohibir trabajar.

Hemos de combatir en origen los riesgos eliminándolos o si no es posible los reducimos el peligro que compartan éstos.

Otro de los principios es el de la adaptación del trabajo a la persona (Ergonomía): adaptación a las características personales, las psíquicas y las físicas, para que se borren todas las situaciones de riesgo o sean menores. Ejem. los equipos de protección individual llamados EPI’S (botas, gafas, guantes…)

La prevención se ha de planificar: se ha de tener un medio de estructuración de las acciones preventivas que se han de llevar a cabo en la empresa. Según los riesgo que se encuentren, se debe elaborar un plan concreto de actuaciones (periodo de un año). Se llevarán a  cabo luego controles periódicos.

Por tanto, tenemos que; primero se debe actuar sobre el foco del riesgo (ej. de dónde procede un ruido), si no es posible centraremos la actuación sobre el medio y por último se actuará sobre la persona con los EPI’s.

La “Planificación de la actividad preventiva” será el documento para actuar. Aquí se deberán detallar las acciones que se realizarán, la temporalidad, medios y recursos (materiales, de organización y económicos) a usar y los responsables de la llevar a cabo la planificación.

En resumen, tenemos dos acciones a realizar:

  1. Actividades de implantación de medidas de corrección o prevención. Garantiza que los riesgos encontrados se controlaran en unos razonables tiempos.
  2. Actividades de desarrollo de acción preventiva. Se planifican haciendo constar los objetivos para cada periodo anual. Ej. cómo y cuando se hará formación en PRL a trabajadores/as.

El plan de actuación debe tener siempre en cuenta el mantenimiento preventivo de máquinas e instalaciones para eliminar inseguridades y accidentes laborales, contralando las fechas de ejecución del mantenimiento (la fabricante de la maquinaria nos las puede ofrecer).

Siempre se deben investigar las causas de los accidentes para evitar la repetición de estos.

En cuanto a la adopción de medidas de protección colectiva, siempre se deben priorizar frente a las individuales. Un ejemplo de ello sería el hecho de poner redes en obras de edificios). Las colectivas pueden venir acompañadas de las individuales pero posteriormente como por ejemplo el casco.

Por último se deben realizar indicaciones a las personar trabajadoras permitiendo su participación e informar y consultar a las personas trabajadoras, dándoles formación adecuada. En función de la actividad laboral la persona puede estar obligada a tener un manual de autoprotección, y si no al menos un plan de emergencia: conjunto de acciones programadas para la protección de personas ante accidentes laborales y evitarlos.

Las personas trabajadoras deben tener un papel activo en la gestión de la prevención de riesgos laborales. Se las ha de dotar de informar y prestar atención a su parecer ya que esto ayuda a mejorar las condiciones laborales. También se les ha de dotar de una formación adecuada y específica del lugar/puesto que ocupan en el instante que se incorporan a la empresa. Se les debe explicar cuál es su puesto de trabajo, los peligros que comporta, como hacerlos frente, las normas de seguridad el centro y evacuación, entregar los EPI’s, informar dónde están los extintores y enseñarles como manejarlos, normas de orden, limpieza, mantenimiento del equipo y maquinaria.

Prevención Riesgos Laborales (PRL): los riesgos psicosociales

Según el Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo (INSHT), los riesgos psicosociales son «aquellas condiciones presentes en una situación laboral directamente relacionadas con la organización del trabajo, el contenido del trabajo y la realización de la tarea, y que se presentan con la capacidad para afectar el desarrollo del trabajo y la salud del trabajador/a» tienen su origen en las condiciones laborales derivadas de la organización del trabajo.

En concreto son:

síntoma burn out (quemado/a): Maslach y Jackson (1981) afirman que es el resultado de estrés crónico en el lugar de trabajo, caracterizado por el agotamiento y la despersonalización (negativismo y/o cinismo) y se encuentra predominantemente en el cuidado y las profesiones sociales (por ejemplo, trabajo social, dentista, etc.)

carga, fatiga mental y estrés: Es el conjunto de tensiones inducidas en una persona por las exigencias del trabajo mental que realiza. La carga mental es consecuencia de la intensidad y complejidad del trabajo. Cuando la carga de trabajo es excesiva, aparece la fatiga mental. Se define la fatiga mental como la disminución de la eficiencia funcional mental y física, es la alteración temporal (disminución) de la eficiencia funcional mental y física; esta alteración está en función de la intensidad y duración de la actividad precedente y del esquema temporal de la presión mental. 

mobbing: Es la violencia psicológica injustificada sistemática durante un tiempo largo, a través de actos hostiles dentro o fuera del trabajo por parte de grupos sociales externos, de  compañeros (“acoso horizontal”, entre iguales), de subalternos (en sentido vertical ascendente) o superiores (en sentido vertical descendente).

La empresa tiene la obligación de prevenirlos (4.7 y Art. 15.d de la LPRL) y es importante solicitar a nuestra empresa que evalúe los riesgos psicosociales.

Medidas preventivas

Las 4 medidas preventivas principales para el burn out son:

1.-Máxima información sobre el proceso de trabajo y que la empresa realice un estudio de su sistema organizativo.

2.-Realizar pausas y también alternar tareas.

3.-Planificar los diferentes trabajos de la jornada y distribuir claramente las tareas y competencias.

4.- Y en el caso de la familia profesional de Servicios Comunitarios, recibir cursos de formación en habilidades sociales para afrontar situaciones inevitables de relación con el usuario/a y mejorar nuestras habilidades de comunicación con el usuario/a y con la familia. (técnicas de autoprotección frente a agresiones, de relajación para el trabajador/a agredido/a, de manejo de usuarios/as agresivos/as en situaciones de desequilibrio emocional, técnicas de escucha activa y asertividad, de reorientación de situaciones conflictivas, de detección de indicadores de posible conducta violenta: actitudes, vocabulario, gestos.

 

Para la carga/fatiga mental y estrés, las 4 medidas preventivas principales son:

1.-Para prevenir el cansancio mental es necesario introducir periodos de descanso entre las tareas.

2.-También adoptar diversas medidas que modifiquen las exigencias del puesto de trabajo y las condiciones del entorno tanto físicas como sociales y organizativas, así como las características de la persona: dotándola de más formación, mejores estrategias de trabajo, etc.

3.-Instaurar medidas de prevención en uso de pantallas de visualización de datos para el caso de la fatiga mental.

4.-La persona trabajadora ha de disponer de la máxima información sobre la totalidad del proceso en el que está trabajando.

 

Para el mobbing, las medidas preventivas son:

1.-Tomar conciencia del derecho a la dignidad en el trabajo.

2.-Labor preventiva.

3.- Información y evitar el retraso en solucionarlo.

4.-Asistencia, apoyo y entrenamiento en la respuesta activa por parte de especialistas.

 

 

Bibliografía y recursos consultados

Escudero Zapata, F., & Santolalla Arnedo , I. (2006). Manual de buenas prácticas en Prevención de Riesgos Laborales. Centros residenciales de atención a personas mayores en situación de dependencia. Logroño. UGT La Rioja

Fundación para la Prevención de Riesgos Laborables. (2009). Trabajo saludable con personas dependientes Guía de Prevención de Riesgos Laborales para trabajadores y trabajadoras del sector. Pamplona. Secretaría de Salud Laboral y Medio Ambiente de CCOO de Navarra

Murcia, Consejo Asesor Regional de Formación Profesional de la Región de. (2010). Prevención riesgos laborales. Familia profesional: Servicios Socioculturales y a la Comunidad. Región de Murcia. INHS

Servicio de Prevención de Riesgos Laborales. (s.f.). Prevención de riesgos en trabajos de oficina. Logroño. Universidad de la Rioja

 
Consultas
https://osha.europa.eu/es/themes/musculoskeletal-disorders

https://oiraproject.eu/en
https://www.mscbs.gob.es/ciudadanos/saludAmbLaboral/docs/datos.pdf

http://www.insht.es/InshtWeb/Contenidos/Normativa/TextosLegales/LeyPrevencion/PDFs/leydeprevencionderiesgoslaborales.pdf

En la víspera

Marcos Tello Chávez
Publicado en Rebelión

 

“Oh qué será qué será

que andan suspirando por las alcobas

que andan susurrando en versos y trovas

que andan escondiendo bajo las ropas

que anda en las cabezas y anda en las bocas

que va encendiendo velas en callejones

que están hablando alto en los bodegones

gritan en el mercado, está con certeza

en la naturaleza, será que será

que no tiene certeza ni nunca tendrá

lo que no tiene arreglo ni nunca tendrá

que no tiene tamaño”.

Francisco “Chico” Buarque de Hollanda

 

1.- Cuando los dinosaurios despertaron, él y ella seguían allí

Hasta inicios de mayo la disputa por la presidencia transcurría de acuerdo al plan diseñado por los principales dirigentes del Bloque Oligárquico Imperialista: Felipe Calderón y su gabinete; las direcciones políticas de los partidos Revolucionario Institucional (PRI), Acción Nacional (PAN), Verde Ecologista de México (PVEM) y Nueva Alianza (PANAL); la jerarquía eclesiástica, la cúpula del crimen organizado, la intelectualidad reaccionaria, la Confederación Patronal de la República Mexicana (COPARMEX), el Consejo Coordinador Empresarial (CCE), la oligarquía mexicana y las empresas y gobiernos imperialistas, especialmente los de Estados Unidos y España. (1)

Según sus cálculos en la recta final de la carrera presidencial estarían los dos partidos recalcitrantemente neoliberales: PRI y PAN, a una distancia considerable del candidato del Movimiento Progresista (MP), formado por el Partido de la Revolución Democrática (PRD), el Partido del Trabajo (PT), Movimiento Ciudadano (MC) y el Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA). No existían mayores indicios de alarma; tanto las encuestas a modo, (2) como la manipulación de la opinión pública parecían estar funcionando de acuerdo a lo establecido. Sólo faltaba resolver quién sería el candidato o candidata ganadora: Enrique Peña Nieto o Josefina Vázquez Mota. Para los medios y las encuestadoras, así como para la mayoría de los oligarcas el triunfador era Peña Nieto, mientras que para el Departamento de Estado y la señora Clinton, a pesar de los resquemores existentes, esa probabilidad se había asumido desde 2011. (3)

A pesar de la renovada virulencia de los ataques de la candidata Vázquez Mota, Felipe Calderón y el PAN contra Peña Nieto, todo indicaba que la sucesión se haría en los términos establecidos por el régimen político oligárquico y su sistema electoral. Ganara quién ganara, matices más matices menos, todo quedaba en familia. El viejo régimen oligárquico, profundamente antidemocrático, podía oxigenarse y auto perfeccionarse sin mayores sobresaltos, sin grandes fisuras en el campo burgués y sin irrupciones “plebeyas”. Andrés Manuel López Obrador, a pesar de su tozudez, parecía no tener ninguna oportunidad. Dentro de su mismo partido, el PRD, la facción dominante descartaba cualquier posibilidad de triunfo o, de competencia real con el candidato del PRI. A no ser que ocurriera un improbable milagro o un venturoso accidente.

Las fisuras observadas dentro de la burguesía no tenían la densidad suficiente para inquietar al conjunto de la crema y nata de la clase patronal. Alfonso Romo, Fernando Turner, Miguel Torruco Marqués, entre otros empresarios e intelectuales burgueses, no tenían los respaldos necesarios para conmocionar al bloque dominante.

Sin embargo, el accidente o el milagro ocurrieron. De manera inesperada una “simple” protesta de estudiantes en la Universidad Iberoamericana (4) se convirtió en el detonador del descontento acumulado entre los jóvenes estudiantes de todo el país contra las consecuencias del llamado modelo neoliberal y contra Enrique Peña Nieto. El Movimiento “YoSoy132” (M132), aún en proceso de organización y de definiciones programáticas, tiene la posibilidad, hasta ahora sólo eso, de convertirse en uno de los principales catalizadores de un alzamiento civil contra el viejo régimen oligárquico que no se ha rendido y que está en plenos preparativos para consumar su fraude electoral e imponer a Peña Nieto.

Pero por qué brota el M132, por qué las plazas lucen colmadas y con un nuevo fervor en los mítines de Obrador. Por qué la movilización contra la Reforma a la Ley Federal del Trabajo sacudió el quietismo sindical en marzo-abril de 2011; por qué la breve irrupción del Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad que movilizó a más de un centenar de miles en mayo de 2011 si los movimientos sociales, civiles y políticos antineoliberales, vienen arrastrando un proceso de desaceleración y desarticulación desde 2006 y, un franco reflujo desde 2008 y 2009, a raíz de las derrotas de los movimientos en contra de la Reforma Educativa (Alianza Por la Calidad de la Educación), el golpe al Sindicato Mexicano de Electricistas (SME) y el fracaso de la izquierda electoral. Por qué esa vitalidad social en medio de las debilidades de la movilización social y civil de los últimos años.

Si examinamos con cuidado la evolución de las protestas sociales de las últimas décadas, no es difícil suponer que, a partir de 1988, a raíz de la insurgencia cívico electoral, se abrió un nuevo periodo de luchas por la democracia, la legalidad constitucional, la soberanía, la justicia social y por el gobierno. Luchas de carácter antineoliberal, fuertemente antipriístas y tendencialmente antioligárquicas que desmienten la versión superficial de que en México el pueblo se ha mantenido en la resignación. Entre 1988 y 2006 se sucedieron dos fraudes electorales, una insurrección y algunas movilizaciones sociales que tomaron la forma de levantamientos civiles, sin faltar operaciones guerrilleras y un sinfín de resistencias de tipo local o sectorial.

Decimos que se trata de un nuevo ciclo de luchas sociales o de clases porque expresan más directamente las consecuencias de los cambios operados del capitalismo mexicano, en un sentido neoliberal. Cambios que profundizaron su condición dependiente y que desmantelaron muchas de las bases económicas, culturales y políticas del “estado social”, de sus clases sociales y pueblos originarios, y, por consiguiente, de sus alianzas y protagonismos sociales. Se constituye como nuevo ciclo de luchas porque, a diferencia de los movimientos que le antecedieron desde fines de los 50, predominan las luchas por el gobierno, sin dejar de enarbolar la democracia, el respeto a la Constitución, la soberanía y la justicia social, que han caracterizado a los movimientos sociales de los últimos 55 años.

La aparición en 1988 de un “nuevo sujeto” social que incluye y trasciende a sus participantes es una de las nuevas realidades. Diverso y contradictorio, las bases o masas que dan vida al “nuevo sujeto”, que aquí llamamos “Movimiento Democrático Nacional”, ha alimentado a todas las insurgencias del periodo. Lo mismo apoyaron al neocardenismo o perredismo, que al neozapatismo del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN); que al Consejo General de Huelga o a los de Atenco; sin dejar de acompañar a la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación, a la APPO, a Andrés Manuel López Obrador o al SME.

Sin duda, el neocardenismo y el neozapatismo del EZLN fueron los movimientos más destacados del periodo porque de manera frontal colocaron el tema de quién hegemoniza, de quién conduce al país, a la nación, en campo de la lucha cotidiana. Desde diversos enfoques e intereses de clase y realidades étnicas colocaron la cuestión del gobierno en el centro del debate y la acción política inmediata.

Cuando el tema del gobierno se ha desfigurado en la agenda de los movimientos, estos tienden a la marginalidad y a la regresión. Ejemplos sobran: cuando el EZLN abandona este terreno de la lucha en que emerge el Movimiento Democrático Nacional, se sectariza y confronta a quienes fueron sus bases “externas” pasando a la marginalidad, a pesar de sus progresos en la construcción de los “Caracoles”; otro tanto ocurre con movimientos sociales como los de Atenco, la APPO, la CNTE y el SME, o las grandes convergencias como las constituidas por el Frente Sindical, Campesino, Indígena Social y Popular y el Dialogo Nacional, ya extintos. En el momento en que predomina lo local, lo gremial, y la lucha por el gobierno y el poder político no aparece o se desdibuja, se deja el terreno libre a los partidos de izquierda socialdemócrata y liberal progresistas y, peor aún, se reedita la condición de subalternidad histórica hacia el imperialismo y la oligarquía.

Eso recién acaba de pasar con el Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad que rehuyó asumir la pelea contra el gobierno de Calderón en un sentido más general e incluyente. Se puede argumentar que esa no era su función como lo hicieron parte de las víctimas y muchos intelectuales. Sin embargo, por la evolución dictatorial del régimen y por la naturaleza de la coyuntura histórica del capitalismo mexicano y mundial, resulta evidente que cada vez serán mayores las dificultades para encontrar solución a las demandas populares si no se rompe con las inercias neoliberales que empujan a la guerra, el terror de estado, la ocupación nacional y al agravamiento de la crisis social. De alguna manera, esa “deficiencia” política está presente en el grueso de las resistencias sociales en curso y amenaza con devorar al M132.

Pero, regresando al tema de la vitalidad social en medio del reflujo del movimiento, debemos decir que el nuevo periodo de luchas emergentes, que dan lugar al surgimiento del Movimiento Democrático Nacional, a irrupciones como las del M132 y a la protagonizada por López Obrador, expresa la configuración de un acumulado histórico similar a los que dieron pie a las Guerras de Independencia, Reforma y Revolución. (5) Es un sustrato de larga duración que empuja a la politización de las luchas y a la redefinición de los sujetos protagónicos o dirigentes de las alianzas o bloque sociales que se disputan la conducción del país.

Guardadas las distancias, de nueva cuenta aparecen perfiladas las plataformas políticas y las fuerzas sociales que conformaron a la nación mexicana y al estado-nacional. Vuelve a emerger el fantasma de los “plebeyos”, los que por su propia condición serán empujados, más temprano que tarde, contrariamente a lo propalado por las utopías neoliberales, a tomar el cielo por asalto. El Pueblo Mexicano sigue allí y la Revolución está con él.

2.- “Dados cargados”

“ya juega tu suerte, ahí traes la baraja

pero yo tengo los áses”.

“No me amenaces”, José Alfredo Jiménez

Nunca en la historia de México las distintas oligarquías liberales han respetado la normatividad de los procesos electorales. La actual jornada no es ni será la excepción, a no ser que la movilización social sea lo suficientemente grande para que suceda lo contrario; a no ser que los neoliberales, el Bloque oligárquico imperialista se vea obligado a reconocer que corre el riego de perder más con una nueva imposición que aceptando su derrota.

Mientras tanto, a la hora de escribir estas notas, todos los integrantes del Bloque dominante han cerrado filas en torno a los candidatos de la derecha, la generalidad alrededor de Peña Nieto. Expansióndio a conocer una encuesta en la que el grueso de los directores de las 500 empresas más importantes del país, estiman que el triunfador será el priísta, (6) a pesar de que el 44 por ciento afirma, por el momento, que votará por Josefina Vázquez Mota. Las encuestadoras y los medios de comunicación volvieron a radicalizar su campaña a favor de Peña Nieto. Reforma por ejemplo reporta un desplome de Andrés Manuel, según su encuesta este perdió 8 puntos frente a Peña Nieto en diez días o menos, (7) pasó de 4 puntos a 12 por debajo del abanderado tricolor, a pesar de que un día antes, el 18 de junio, diera a conocer encuestas en varios estados del sureste que colocaban a AMLO al frente. Por su parte ExcélsiorEl Universal y Parametría-Sol de México, (8) lo ubican abajo con trece o catorce puntos y, Mitofsky (9) lo pone a 15.7 puntos de Peña y Milenio/GEA-ISA a 19.7. Además, todas las televisoras retomaron los ataques a Obrador, al M132 y a toda expresión sospechosa de simpatizar con AMLO. El guiño de ojo de Salinas Pliego (10) a López Obrador, dueño de TV-AZTECA, súbitamente se ha revelado como simple simulación.

En este momento de definición Peña Nieto ha lanzado su resto. Mientras el IFE, el Consejo Coordinador Empresarial, las televisoras y sus intelectuales emplazan a López Obrador para que reconozca de antemano los resultados electorales y deje de hablar de fraude; los preparativos finales para la consumación del fraude operan a todo vapor. En el momento en que ocurría el desplome de Peña Nieto, contra las evidencias en sentido contrario, se produce su repunte en el norte del país, (11) particularmente en estados controlados por los principales cárteles del narcotráfico. La maniobra muestra lo que está ocurriendo a la vista del público, no sólo en el norte sino en el centro y sur del país. Las bandas de la delincuencia organizada que administra la DEA, el estado mexicano, Calderón y los gobernadores de varios estados, se aprestan para definir el rumbo de la elección.

Toda la ingeniería del fraude, cibernética y a ras de tierra opera en abanico junto a la cargada de los “amos del país. Por ejemplo, se dice que en las elecciones de 2009, donde arrasó el PRI, el 27.7 por ciento de los electores se vio envuelto en situaciones de coacción y compra del voto. (12) Los apoyos de Peña Nieto son de primer nivel dentro del Ejército, (13) la jerarquía eclesiástica, (14) el empresariado, la delincuencia organizada, las dirigencias sindicales y campesinas priístas y al interior de la intelectualidad reaccionaria que controla medios de comunicación, centros de cultura y universidades; además de tener la aceptación de Washington y de todos los regímenes que se mantienen bajo su influencia.

Es mucho lo que se juega en el proceso electoral; la oligarquía, el imperio y sus aliados, no están para juegos, para correr riegos si pueden evitarlo. La legitimidad del régimen y del proceso electoral puede esperar mientras no ocurra una conmoción como la sucedida en Argentina entre 2001 y 2002. Para eso tienen al ejército, las policías, las bandas de delincuentes, los medios de comunicación, los jerarcas de la iglesia, el apoyo del gobierno estadounidense y el colaboracionismo de amplios sectores de las dirigencias de la izquierda institucional; e incluso hasta el izquierdismo de no pocos grupos.

La debacle de Estados Unidos es inocultable, aunque Peña le da aún 50 años de predominio, él mismo no está tan seguro y ya propone acercarse con el posible nuevo amo: China. (15) En realidad ya nadie está seguro, ni siquiera la “elite” estadounidense. La dimensión de la crisis y la inestabilidad de su control de las áreas estratégicas que surten el petróleo y otros bienes naturales, convierten a México en un espacio clave para detener su vertiginosa caída; para controlar Mesoamérica y el Caribe y más allá. En sus planes no se incluye ninguna opción que no sea la de profundizar los procesos de ocupación de nuestro país. De ganar López Obrador, con todo y sus alianzas con un sector de la gran burguesía, la inercia hasta ahora dominante sería contrarrestada y entraría en crisis. De modo “natural”, aunque sin repudiar muchos de los tratados militares y comerciales firmados con la Casa Blanca, se acercaría a la Unión de Naciones de América del Sur (UNASUR), a la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC) y al MERCOSUR; sin faltar nuevas formas de relación con Centroamérica. Todo lo cual genera fricciones en un momento en que la administración de la crisis, sino es que del “derrumbe” del capitalismo, no tolera experimentos en el “patio trasero” del Tío Sam.

Un triunfo de López Obrador afectaría negativamente la correlación de fuerzas del imperio; alentaría las resistencias y el triunfo de opciones antineoliberales y progresistas en Honduras, El Salvador, y la propia Colombia se convertiría en un acicate para la salida humanitaria a la guerra, lo cual va en contra de los intereses nacionales de los Estados Unidos y las oligarquía criollas.

Qué decir del crimen organizado, del narcotráfico, de sus hermanas y socias, las multinacionales; de las cúpulas militares que asumen el mando yanqui y la ocupación de nuestro país como tarea propia, como cómplices y defensores de la economía criminal y de la putrefacción del régimen político.

Que nadie se engañe, ellos ya optaron por la imposición, por la consumación del fraude. La preservación del estado de caos y su gestión es fundamental para alcanzar los fines de las multinacionales y sus gobiernos reaccionarios. A estas alturas, la legitimidad puede seguir sustituyéndose con pequeños ajustes al régimen político oligárquico, con una simulación de Reforma de Estado, que mantiene en pie el monopolio de la actividad política en manos del Bloque dominante y de sus comparsas de “izquierda” y derecha.

No estamos frente a una elección más, aunque tienen razón quienes piensan que pase lo que pase la vida no termina y que es necesario persistir en la lucha de forma autónoma a la izquierda institucional, con un programa propio. Sin embargo, no es lo mismo que gane Peña Nieto o López Obrador. Peña representa otra vuelta de tuerca del proceso de ocupación de nuestro país por parte de Estados Unidos y de la consolidación de una nueva dictadura civil militar más sanguinaria, manipuladora y perversa, que los autoritarismos de los gobiernos priístas y panistas hasta hoy conocidos.

Peña puede presumir que nunca ha ocultado su talante dictatorial; que quiere gobernar por decreto, con un poder legislativo donde el PRI este sobrerrepresentado. Peña promete repetir la lección de Atenco cuantas veces sea necesario; para él sólo hay que ajustar los protocolos represivos. (16) Peña promete mantener al ejército en las calles con el disfraz de Policía Nacional. Peña promete obedecer y hacer cumplir los tratados comerciales y militares que nos sujetan al yugo estadounidense. (17) Lo que viene en camino, si él se impone, es peor a lo vivido con Calderón, es una cruenta dictadura envuelta en un espeso halo mediático que será especialmente sanguinaria con los opositores. Como sabemos, Peña promete y te lo cumple.

3.- Patricios y plebeyos

Estos son

los pobres de los que le hablé, le dejo con

los caballeros y entiéndase usted. Si no

manda otra cosa me retiraré, si me

necesita, llame. Que Dios le inspire o que Dios le

ampare, que ésos no se han enterado que

Carlos Marx está muerto y enterrado…

Joan Manuel Serrat

No debemos olvidar que las revoluciones y las revueltas populares que dieron origen al estado mexicano y lo impactaron en un sentido progresivo, han resultado del enfrentamiento de grandes bloques sociales pluriclasistas y plurinacionales. Que tendencialmente se han agrupado en lo que se ha dado en llamar fuerzas “conservadoras” y “progresistas”; denominaciones que no siempre expresan con nitidez los matices y las contradicciones internas, a veces antagónicas, de quienes conforman ambos “bandos”. Conocidos son los procesos de resistencia indígena que, en sus circunstancias, solían y aún suelen navegar entre las aguas de los dos “bandos”. La rebelión de Manuel Lozada, “el Tigre de Álica”, y ciertos procesos organizativos y comportamientos políticos de núcleos de población campesina y urbana durante “la Cristiada”, son de difícil clasificación si nos atenemos a la terminología habitual.

Sin embargo, las nociones de conservadores y progresistas, de manera descriptiva, formulan el sentido histórico del accionar de las fuerzas hegemónicas enfrentadas; de sus vacilaciones y migraciones hacia uno y otro bando. Mediante un acercamiento más cuidadoso, dentro de las fuerzas llamadas progresistas, en la historia de México, y tal vez en todas las revoluciones de base popular de la “época moderna” y “contemporánea”, por usar la jerga escolar, siempre encontramos un “factor” plebeyo, radicalmente popular, que empuja más allá de las salidas puramente liberales; que gravita contradictoriamente hacia colectivismos, “repúblicas” indígenas y comunismos de diversa índole. Las revoluciones hegemonizadas por la burguesía desde el siglo XVI, y muy particularmente la francesa, la rusa o la china, por citar algunas, dan cuenta de ese fenómeno.

En la experiencia mexicana, esa tendencia “plebeya” e indígena ha sido un constituyente de primer orden, aunque subalterna y derrotada, de las tradiciones y las formas de gestión de la dominación burguesa, fuertemente oligárquica. Así lo constata la Declaración de Independencia y las diferentes constituciones, desde Apatzingán a la fecha. Hidalgo, Morelos, Guerrero, Magón, Villa y Zapata, fueron los principales, aunque no los únicos, representantes de esta tendencia, a la que tal vez se acercó Lázaro Cárdenas en los últimos días de su vida como lo muestra su testamento político. La tradición “plebeya” se entrevera contradictoriamente con las expresiones liberales progresistas, a veces subordinada o en rebeldía, disputándole la conducción. Entre unos y otros existieron discrepancias profundas y contradicciones que en su tiempo fueron insalvables. Por lo mismo, por ejemplo, el juarismo, el maderismo, el obregonismo y el cardenismo no son asimilables al sentido histórico encarnado por los personajes emblemáticos antes citados. Empero, tendieron a marchar juntos contra los conservadores internos y las fuerzas externas que los apoyaban, y, una vez que triunfaron o estaban en vías de hacerlo, ajustaron cuentas entre ellos.

A pesar de la distancia y guardadas las proporciones, la inercia de los acontecimientos motivados por la situación de emergencia y desastre nacional, de terrorismo de estado, de nueva ocupación integral de nuestro país y de crisis del capitalismo mundial, empujan a la configuración de bandos y tendencias similares a los vividos en los tiempos de Independencia, Reforma y Revolución. El desarrollo del sujeto histórico que emergió en 1988; al que nosotros llamamos Movimiento Democrático Nacional (MDM), es la encarnación social de dicho proceso. Con sus altas y bajas, el MDM no ha dejado de fluir; se ha convertido en un dato estructural a pesar de su diversidad y de las contradicciones de un proceso articulador de fracciones de clase disímbolas y de tradiciones y formas de lucha institucionales y no institucionales.

El MDM no es estable, abarca partidos, movimientos sociales y civiles, pero también a quienes en las coyunturas se alzan “sorpresivamente” contra el enemigo inmediato, hastiados de las injusticias gubernamentales y de la impunidad de los señores del poder. Como torrente constituye la expresión movilizada de lo que llamamos pueblo o nueva mayoría. Por lo mismo, opera a través de una gran cantidad de frentes y organismos particulares, más o menos estables, más o menos temporales. En el seno del MDM confluyen tendencias e intereses contradictorios; visiones diferentes de país que, episódicamente, cierran filas en torno a problemas relativos a la lucha por la democracia, la soberanía nacional y la justicia social, aunque desde perspectivas tendencialmente diferentes.

La cuestión de la democracia y de lo que se entiende por cambio de régimen o reforma del estado, es crucial para entender la naturaleza de las contradicciones políticas y culturales entre los segmentos burgueses y las clases trabajadoras o “plebeyas”; entre las corrientes políticas liberales y las propuestas colectivistas y comunitarias. Para los segundos, transitar a la democracia tiene que ver con la redistribución y la transformación del poder político. Con la afirmación y el protagonismo de las clases mayoritarias, con su supremacía, y, por ende, con el desplazamiento de la oligarquía y de las altas burocracias de la política y la cultura, de la conducción social y del control del gobierno y el estado. Y de forma muy especial, con la transformación de las estructuras estatales oligárquicas, con la proscripción de la cultura de la impunidad, de la rapiña que hoy impera; para sustituirlas con practicas, tradiciones y controles propios de la democracia de base y de la vida comunitaria de los pueblos originarios.

Para ello, se necesita de la justicia social y de la soberanía, porque la democracia es un proceso integral, abarcador de las dimensiones económicas, culturales y políticas en busca de la equidad y la dignidad. Ese era el sentido de la democracia que rescata Moses I. Finley, en su libro “El Nacimiento de la Política”, a partir de un análisis histórico de la experiencia ateniense. Ese sentido se desvirtuó hasta ser convertido en simulación electoral, en circulación y alternancia de elites liberales, mayormente oligárquicas.

Desgraciadamente el menosprecio a la democracia y su achicamiento o mala interpretación afectó gravemente a los socialistas y comunistas. Quienes en su inmensa mayoría nunca entendieron el vinculo directo entre democracia y el proceso que lleva a las sociedades comunitarias, entre democracia y socialismo; el nexo entre ciudadanía y colectividad, entre individuo y comunidad que presupone la democracia. Por esa línea llegaron al absurdo de hablar de democracia burguesa y democracia proletaria o popular, haciéndole una concesión estratégica a la burguesía, porque la democracia es popular o no lo es. Así cualquiera es demócrata; así el régimen oligárquico puede ser llamado democrático, aunque sea “el gobierno de los pocos”, mezclado con algunos procedimientos electivos, llenos de trampas, nada democráticos, porque su finalidad es la exclusión y la manipulación de las mayorías; la conversión del espacio público en un botín, alejado de cualquier convicción de bien común, de servicio, de buen vivir, de dignidad humana.

Esa diferencia es la que se presenta una y otra vez dentro del “campo Progresista” al hablar de democracia, de ética, de pluralidad y tolerancia. A los liberales progresistas y a los socialdemócratas, no les cabe en la cabeza que la democracia, desde un punto de vista ético, tiende a excluir las relaciones de explotación, el racismo y la discriminación por motivos de género. Desde ese punto de partida ético son bienvenidos los mundos donde quepan muchos mundos, la tolerancia y la diversidad; desde ahí puede empezar a superarse la exclusión racista de indígenas e indígenas-mestizos ejercido por las elites criollas y burguesas. En este asunto y en otros como el de la ruptura de nuestra condición semicolonial, estriban muchas de las diferencias y contradicciones del sector liberal-progresista o liberal-social, con el sector plebeyo dentro del “Movimiento Democrático Nacional”; dentro de los frentes de combate contra Peña Nieto y el régimen oligárquico, que representa.

4.- David contra Goliat

Para hacer esta muralla,

tráiganme todas las manos:

los negros, su manos negras,

los blancos, sus blancas manos.

Nicolás Guillen

De modo similar a 1988 y 2006, está presente la posibilidad de derrotar a la oligarquía en su propio terreno electoral, de avanzar hacia la superación de su régimen político. Para eso es necesario articular una movilización que combata el fraude electoral e impida la usurpación de la presidencia por parte de Peña Nieto. Se requiere de un levantamiento civil pacifico, de generalizar la desobediencia civil a nivel nacional; se necesita crear un conjunto de espacios de encuentro para la acción de los diferentes movimientos y organizaciones civiles y políticas, desde los cuales se convoque a todo el pueblo a la lucha contra un nuevo golpe de estado. De otra manera el cambio en la correlación de fuerzas sucedido en mayo, que abrió la posibilidad de vencer a Peña Nieto, tenderá a revertirse.

En estos momentos, en que ocupamos el lugar de David frente a Goliat, captar la potencialidad, el grado de posibilidad; la oportunidad de romper, de volcar a nuestro favor una correlación de fuerzas que en la superficie aparece como tendencialmente favorable o, aún, desfavorable, es fundamental. Es allí donde las dirigencias y las bases demuestran su genio. En ese terreno, relativamente azaroso, se producen las grandes “apuestas”, se triunfa o se pierde. La potencialidad de la situación que favorece la transformación puede existir, pero si no se pelea o no se sabe pelear, de poco sirve. Si los grandes movimientos del pueblo y sus direcciones sólo hubieran tomado los elementos estáticos, puramente numéricos, nunca hubieran ganado. Porque desde esa valoración los poderosos siempre han estado por encima de los dominados.

En una correlación de fuerzas como la actual, ¿es factible vencer en las próximas elecciones y más allá?

Si nos atenemos a lo ocurrido entre 1988 y 2006; si nos basamos en lo sucedido a partir de mayo; en el cambio de correlación de fuerzas que echó por tierra el plan de los oligarcas, de sus medios de comunicación y de sus partidos para mantener en la cúspide, de forma indiscutible, a Peña Nieto, podemos decir que sí; que sí tenemos una oportunidad de vencerlos, como la siguen teniendo los egipcios de la Plaza Tahir. (18) El acumulado histórico, economía-política-cultura, del que hablamos más arriba, empuja en el sentido del alzamiento, de la irrupción civil y popular. Sobre ese cimiento se puede ganar la elección e ir más allá de lo planeado por las dirigencias de la izquierda institucional.

El acumulado histórico es mucho más que los partidos, grupos y movimientos sociales y civiles que actúan en la coyuntura. El llamado a la unidad los incluye, pero en una situación donde es posible la irrupción de amplias masas antes “pasivas”, la convocatoria a la unidad debe ser a ellas, al pueblo, a la nación personificada en los movilizables, organizados y no organizados, desde uno o varios núcleos de acción política. Cuidándose de no repetir el camino tradicional que confunde la Unidad Popular con la unidad de la izquierda o con la construcción del partido o el frente revolucionario.

Como ya vimos, las fuerzas del Bloque oligárquico imperialista son de tal calado que no podrán ser derrotadas si no les anteponemos un Bloque Social, una nueva mayoría que conjunte, en un primer momento, a todos o al grueso de las victimas, agraviados y opositores al PRI y al PAN y al modelo neoliberal más recalcitrante. Las diferencias no debieran ser obstáculo para ello, los peligros contenidos en la imposición de Peña Nieto, debieran llamarnos a la sensatez a pesar de las discrepancias que se tengan con AMLO y con la dirigencia liberal progresista y socialdemócrata que acaudilla al Movimiento Progresista (MP): MORENA, PRD, PT y MC.

Las debilidades de los sectores “plebeyos”, motivados por su incapacidad de asumir la lucha política y la disputa por el gobierno y la nación, pueden remontarse al calor de la pelea contra el enemigo principal. La contienda es electoral sólo en un sentido; porque, de triunfar, abre mayores posibilidades para el desarrollo de movimientos reivindicativos, la ocupación o la recuperación social de territorios y la ampliación de derechos vulnerados por el capitalismo neoliberal y sus bandas de delincuentes. En tales circunstancias, la construcción de un Bloque opositor, o Unidad Nacional Opositora, no es contraria al desarrollo de un Bloque popular, ni tampoco suprime al Movimiento Progresista liderado por los liberales progresistas, los socialdemócratas y algunos burgueses conservadores.

Las contradicciones observadas en los últimos días dentro del campo opositor, que en los hechos incluye al M132, se deben a la diversidad de posiciones políticas y económicas de sus integrantes; no son sólo derivaciones de sectarismos y protagonismos estériles. Las vacilaciones y las defecciones que ya se avizoran dentro del campo opositor frente al fraude y la imposición, obedecen a situaciones e historias que no podemos obviar.

En la conducción del movimiento encabezado por López Obrador existe un claro predominio de empresarios, intelectuales burgueses, liberales o socialistas moderados, y de burócratas gubernamentales y partidarios, muchos de ellos “nuevos ricos” o con aspiraciones de serlo. Unos y otros no están separados de forma tajante, muchos y muchas de ellas alternan o combinan sus roles.

Sus intereses y expectativas son coincidentes en lo fundamental: hacer negocios en un marco de gobernabilidad burguesa, sin estar sujetos a la inestabilidad e inseguridad que el neoliberalismo extremo provoca. Ahí se encuentran empresarios como Alfonso Romo, Fernando Turner, Miguel Torruco y Adolfo Hellmund, (19) con Ebrard, Juan Enríquez Cabot y Camacho Solís, que a su vez mantienen estrechas relaciones con académicos y empresarios como John Craig Venter, “padre del genoma humano” o con personajes del tipo de Juan Ramón de la Fuente, René Drucker, Sergio Rodríguez Cuevas, Javier Jiménez Espriú; Claudia Sheinbaum y otros que en su mayoría suelen combinar academia y negocios. Algunos de estos personajes son los cabilderos de Obrador en Estados Unidos. Muchos comparten los megaproyectos de Ebrard, especialmente los destinados a la construcción de infraestructuras y ciudades del conocimiento. Las disputas en la Universidad de la Ciudad de México y en la propia UNAM, tienen relación con los grandes planes de desarrollo de las ingenierías, las ciencias genómicas, la farmacéutica, los servicios médicos y los negocios asociados a ellos. Algo semejante, en otros campos, acontece con los empresarios que participaron en las mega-obras del gobierno de Obrador en la Ciudad de México. Si le rascamos aparecen varios de los nombres de los principales oligarcas del país y de multinacionales extranjeras, sus vínculos llegan a ser familiares y/o empresariales.

Casi ninguno de ellos piensan en la democracia participativa; voltean hacia Lula, suponiendo que se puede hacer algo parecido al nuevo “milagro brasileño”, a la vez que despotrican contra Chávez y todo lo que huela a antiimperialismo.

Este sector tiende a ser hegemónico, aunque en la arena política, con excepción de Camacho y Ebrard, no son tan reconocidos. A la hora de confrontar con los responsables del fraude, la mayoría de ellos optará por declinar la resistencia y combatir todo protagonismo de las “masas plebeyas”. Por lo mismo buscan atemperar el alcance de los movimientos sociales: SME, M132, CNTE, Movimiento por la Paz e incluso MORENA. El propio Obrador, con todo y sus diferencias con ese sector, comparte su preocupación del control sobre las masas movilizadas y sus prejuicios contra la resistencia popular.

Si los movimientos sociales, civiles, los pueblos originarios y MORENA, no sirven de catalizadores del levantamiento civil a nivel nacional, será muy difícil vencer la usurpación y la cauda de muerte y destrucción que dejará Peña Nieto será mayor a la heredada por Calderón.

Notas:

(1) “Algunos neoliberales lo intuyen mejor que muchos de nosotros y por eso vienen adelantando sus posiciones. Están informados de que las secuelas de la crisis económica y social se agravarán en los meses y años venideros; que la anunciada recuperación social… es un mito; que su guerra intermafiosa que ya deja más de 13 mil asesinados… ha fracasado políticamente y lleva al ejército a un desgaste prematuro en la guerra que vienen preparando contra el pueblo de México. Por lo mismo… vienen ensayando un plan preventivo para imponerse en las elecciones del 2012. Aprovechando la dispersión, las divisiones y la confusión luego de las derrotas de la APPO y de la insurgencia electoral del 2006 reposicionaron al PRI, fomentaron las pugnas en los movimientos de resistencia y en los partidos que se reclaman de izquierda; reforzaron sus cercos político militares contra los insurgentes del EZLN y del ERPI ante probables escenarios insurreccionales en 2010; desplegaron al ejército en todo el país; otorgaron mayores prerrogativas al gobierno de Obama y al capital internacional a fin de compensar sus apoyos económicos, militares y políticos; reformaron las leyes para criminalizar y violar “legalmente” los derechos humanos; recrearon toda su arquitectura para el fraude electoral como lo corrobora el triunfo priísta; en fin, se aprestan a montar un escenario de nula o débil protesta poselectoral para ganar un respiro estratégico en su intención de recomponer su dominación y de legitimar el uso masivo de la violencia. Necesitan ganar “limpiamente” para desatar la guerra sin contemplaciones. A diferencia de lo que muchos suponen, el triunfo del PRI y del PAN en 2012 llevaría al país a un escenario tipo Colombia pero mucho más violento, con repercusiones directas en los Estados Unidos.” “Bloque Popular, Bloque Opositor” Movimiento de Liberación Nacional, julio de 2009.

(2). El proceder tendencioso, casi siempre a favor del PRI, de la prestigiada Agencia Mitofsky, fue evidenciado por Mund Group. Investigación en Demografía Global (www.mundgroup.com). En las elecciones a gobernador en los estados de Oaxaca, Puebla y Sinaloa; las imprecisiones o variaciones de Mitofsky, rondaron el 17.2, el 21.5 y el 13.6 respectivamente. Todas las estimaciones fueron a favor del PRI. No obstante, en todos los casos el Institucional fue derrotado.

(3) “La frase “over my dead body” —sobre mi cadáver— expresada contra el posible regreso del PRI a Los Pinos fue atribuida en julio pasado a la jefa del Departamento de Estado estadounidense, la poderosa y carismática Hillary Clinton. Pero al parecer las cosas están cambiando. Washington está desplegando una estrategia de control de daños, con un acercamiento con el ex mandatario mexiquense Enrique Peña Nieto. El equipo de Clinton busca saber de primera mano si el precandidato del PRI a la Presidencia mantendría entre sus prioridades el combate al crimen organizado y la cooperación con EU. Bajo reserva, El Universal 26 de octubre de 2011. Parece que existe un error en la fecha en que Hillary expresó la frase: “sobre mi cadáver”, habría sido en el mes de junio, según iberoamerica.net “Las noticias que se leen ahora en las redes sociales”.

(4) La jornada, 12 de mayo, 2012.

(5) Reyna Leticia, Servín Elisa, Crisis, Reforma y Revolución, Ed. Taurus, México, 2002.

(6) “…las preferencias políticas de los directores de Las 500 empresas más importantes de México disminuyen para quien en los últimos nueve meses apoyaron: Josefina Vázquez Mota, candidata presidencial del Partido Acción Nacional (PAN)… De hecho, cuando a los CEO se les preguntó ¿Quién cree que gane la elección presidencial?, el 67 por ciento cree que Peña Nieto y sólo 14 por ciento prevé que la elegida sea Vázquez Mota.”, CNN Expansión; sábado 16 de junio, 2012.

(7) Fierro Bernardo. VIDEOCOLUMNA. ¿Por qué las encuestas le generan tanto ruido a Enrique Peña Nieto?, 19 de junio 2012.

(8) Tres encuestas ubican a EPN como puntero; una pone a JVM en segundo lugar. Animal político, 18 de junio 2012.

(9) Miguel Ángel Vargas V. @Marca_Personal.

(10) “(…) No coincidimos en muchas cosas… Pero tenemos comunicación y siempre nos ha respetado. No como otros que han querido destruirnos políticamente”, reconoció el candidato de los partidos de izquierda. López Obrador se reunió ayer en Cancún, Quintana Roo, con empleados de la cadena Elektra, propiedad de Salinas Pliego. En la reunión estuvo el dueño de Televisión Azteca, quien también se mostró complaciente con el tabasqueño. Salinas Pliego respaldó la gestión de Andrés Manuel López Obrador al frente del gobierno del Distrito Federal: “Fue muy buen gobernante”. Proceso.com.mx; 30 de mayo de 2012.

(11) Publicado por Antonio Hernández: (Noticias de Chihuahua), 19-06-2012. “El abanderado a la Presidencia de la República por la coalición “Compromiso por México”, Enrique Peña Nieto, en las últimas tres semanas repuntó en cuanto a la preferencia electoral en las encuestas a nivel nacional y ello se debió a la simpatía que ha logrado fortalecer principalmente en el norte del país donde sumó 12 puntos a su favor”.

(12) “Alianza Cívica, una reconocida red social que desde hace 18 años ha venido monitoreando los procesos electorales, dio a conocer hace tiempo estudios sobre la compra y coacción en México en más de 10 estados de la República. Mientras en la elección federal de 2003, 3 por ciento de los electores fueron tocados por la compra y coacción de voto; en 2006, 7 por ciento, y en 2009 crece de manera alarmante a 27.7 por ciento.” La Jornada Bernardo Barranco, 20-6-2012.

(13) “Enrique Peña Nieto también ha avanzado en las filas de la SEDENA, en enero de 2012, logró ubicar en una de las tres principales posiciones de la Secretaria de la Defensa Nacional a su amigo y viejo conocido, el general Salvador Cienfuegos Zepeda. Cuando Humberto Moreira llegó a la dirigencia nacional del PRI, en marzo de 2011, impulsado por Peña Nieto, nuevos nombres entraron en juego; además de Cienfuegos Zepeda, se sumaron los del General de División Diplomado de Estado Mayor, Carlos Demetrio Gaytán Ochoa y el encargado del Estado Mayor, el también General de División DEM, Luis Arturo Oliver Cen; de entre ellos surgirá el “general secretario”. Cienfuegos suena como el más viable de los tres”. (Cervantes, Jesusa, 2012).

(14) “En el Estado de México existen siete diócesis con sus obispos respectivos: Toluca, Cuautitlán, Valle de Chalco, Tlalnepantla, Texcoco, Atlacomulco y Ecatepec; en momentos críticos cada uno de los obispos ha demostrado una santa alianza con Peña. En particular su gran amigo Onésimo Cepeda, ex obispo de Ecatepec. La alianza entre la jerarquía católica y Peña va más allá de las ceremonias sociales, ambos comparten un proyecto doctrinario y político de largo alcance. Peña se formó en la Universidad Panamericana, emblema del Opus Dei. El 2 de abril de 2008, Peña asistió como invitado especial a la reunión de la Conferencia Episcopal Mexicana (CEM). Fue recibido por Carlos Aguilar Retes, entonces, obispo de Texcoco. Todos le aplaudieron, nadie cuestionó el asunto de Atenco ni la ola de sobre los escándalos que ya corrían sobre el uso de los recursos públicos. Las reformas al artículo 24 Constitucional aprobadas por los diputados el pasado 16 de diciembre del 2011, un regalo para el papa Benedicto XVI, fue producto, entre otras cosas, de un acuerdo entre la jerarquía católica y Peña Nieto, así el clero recuperaría algunos de sus fueros, a cambio del apoyo de la Iglesia a su campaña presidencial del 2012”.

(15) Peña Nieto, Enrique. “México la gran esperanza”. Grijalbo; México, 2011, pp. 145, 146.

(16) “Hecho que ustedes conocieron y que, sin duda, dejó muy en claro la firme determinación del gobierno de hacer respetar los derechos de la población del Estado de México, que cuando se vieron afectados por intereses particulares, tomé la decisión de emplear el uso de la fuerza pública para restablecer el orden y la paz; y que, en el tema, lamentablemente hubo incidentes que fueron debidamente sancionados, y que los responsables de los hechos fueron consignados ante el Poder Judicial. Pero, reitero, fue una acción determinada, que asumo personalmente para restablecer el orden y la paz, en el legítimo derecho que tiene el Estado mexicano de hacer uso de la fuerza pública como además, debo decirlo, fue validado por la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN)”, expresó Peña Nieto sobre el caso Atenco en la Universidad IBEROAMERICANA el 11 de mayo de 2012. En el dialogo con el Movimiento por la Paz Peña Nieto manifestó sobre Atenco: “El uso de la fuerza es una atribución del Estado y ese episodio me dejó algunas lecciones para que el uso legítimo de la fuerza se haga bajo protocolos que respondan al respeto irrestricto a los derechos humanos” La Jornada, 29 de mayo del 2012.

(17) Su libro ya citado aquí: México la gran esperanza, habla de su política para gobernar prácticamente por decreto pero sin revocación de mandato (páginas 43-51). Sobre su política de seguridad, asentada en la represión de tintes antipopulares no hay duda, el compromiso de contratar al “mejor policía del mundo” el colombiano Óscar Naranjo, uno de los responsables del terrorismo de estado en su país, lo confirma.

(18) La plaza Tahir fue una de las principales zonas de reunión durante las protestas en Egipto de 2011, y la principal en El Cairo. Más de 15.000 manifestantes ocuparon la plaza el 25 de enero, y los servicios de telefonía de la zona fueron cortados durante las protestas. En los días siguientes, la plaza continuó siendo el principal foco de protestas de la ciudad. Durante el 29 de enero aviones de combate de las FF.AA. egipcias volaron a baja altura sobre la multitud reunida en la plaza. Corresponsales de la BBC informaron que el 30 de enero, el séptimo día de protestas, los manifestantes en la plaza habían aumentado por lo menos a 50.000 personas, y el 31 de enero corresponsales de Al Jazeera informaron que las manifestaciones habían aumentado por lo menos en 250.000 personas. Al día siguiente, el 1º de febrero, Al Jazeera informó que más de un millón de manifestantes se habían reunido en la plaza y las calles adyacentes. Wikipedia.

(19) amlonews.blogspot.mx/2012/02/gabinete-de-amlo-2012.html

Rebelión ha publicado este artículo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.

Te quedas dónde quieras.

Migrante, ¿Tú qué haces aquí?, es la pregunta clásica que se hacen muchas personas normalmente, a la cual cabe responder diciendo que la migración es una opción legítima en la que las personas ponen en juego sueños, esfuerzos y lo que es más grave : sus vidas.

Las personas inmigrantes son personas anónimas, aún más invisibles en el caso de las mujeres. Buena parte de la gente que emigra de un país a otro lo hace porque piensa que allí estará mejor, o que podrá salir de la pobreza. Otras personas tan sólo viajan para trabajar uno o dos años para ahorrar.

Al contrario de lo que muchas personas creen, el fenómeno migratorio no es puntual ni coyuntural, lo que sucede es que la globalización ha dado más velocidad (medios de comunicación y transporte), cantidad y diversidad. Aparecen nuevas formas de trasladarse, de moverse en términos migratorios. Un factor importante es la facilidad para desplazarse a un país vecino. También, en algunos casos puede ser el hecho de que existan o no controles fronterizos los que condicionen este proceso.

Existe, así mismo, una mayor feminización en los movimientos migratorios actuales. De hecho, son hoy muchas las mujeres que reagrupan. De hecho, según un estudio centrado en la inmigración entre los años 2000 y 2007 titulado LA INMIGRACIÓN EN ESPAÑA (2000-2007): Del control de flujos a la integración de los inmigrantes (Héctor CEBOLLA BOADO y Amparo GONZÁLEZ FERRER (Universitat Pompeu Fabra) entre los latinoamericanos, las mujeres son más que los hombres entre los llegados más recientemente.

Cabe decir, que a pesar de que hay teorías que consideran que quién emigra lo hace según donde estén las mejores tasas salariales y mejores perspectivas de encontrar trabajo también las hay que consideran que la emigración es una decisión familiar, que consiste en el envío de varias personas para repartir riegos o para ofrecerse protección mutua en casos de países que no poseen sistemas de seguridad social.

Sin duda alguna, las épocas de crisis económicas son proclives para manifestaciones racistas y xenófobas. Cómo se puede observar se tiende a culpar de sus males a las personas inmigrantes que son el foco fácil y a la vez quién más sufre la situación económica cómo la que se dio en los años 2011 a 2015. En el contexto de crisis económica,  el derecho al uso de servicios públicos se ha establecido en el imaginario de cierta parte de la población como una “competencia”, lo cual ha derivado en el descarte de una gran mayoría las posibilidades de interacción positiva son aún menores si se agrega a ello la competencia por el lugar de trabajo. Existe la creencia de que si llegan más inmigrantes habrá menos trabajos para repartir. Esto es falso porque cada persona crea trabajo, pero el trabajo que crean las personas inmigrantes es absolutamente invisible a los ojos de la sociedad. El número de trabajos disponibles y tasas de paro suben y bajan, pero ello es debido a la estructura económica y no a la medida de la población o a su densidad.

Buena muestra que tira por tierra los argumentos falaces descritos es que a pesar de la aceleración de los flujos migratorios anteriores al año 2007, el paro disminuyó considerablemente en Cataluña: la tasa era del 6,7%.

El número de extranjeros no comunitarios afiliados a la Seguridad Social pasó de 212.000 en 1999 a 738.000 en el 2003 y a 1,116.494 en febrero de 2011. Sin esta aportación del trabajo y del consumo inmigrante no se podría mantener el crecimiento del PIB. Estas personas ocupan lugares esenciales en el país de acogida y aportan a la economía de sus países de origen, porque con sus envíos económicos a sus localidades se equilibra la balanza de pago de los estados. El caso de las mujeres inmigrantes es muy significativo porque ocupan mayoritariamente el tercer sector, en concreto con trabajos de cuidado. Por lo general, se encuentran en puestos laborales desregularizados, con poco control público, poco reconocidos pero tan necesarios para la sociedad, o al menos para las mujeres blancas. Por motivos demográficos y por el paso de las mujeres autóctonas a trabajos mejor remunerados y considerados, los trabajos de cuidado han sido masivamente ocupados por mujeres inmigrantes. Por consiguiente, ¿quitan el trabajo a nadie, no compiten con la población local? La respuesta claramente es NO. (Actualizar datos)

Pero las personas inmigrantes no son en exclusiva clase trabajadora, creada por una Ley de Extranjería euroblanca que sirve sólo para un control migratorio, sino que también sujetos/as políticos/as.  Basar todo el argumentario en meros números da una visión muy parcial y utilitarista de una cuestión que es un derecho humano.

 

https://www.diagonalperiodico.net/global/30294-la-nueva-izquierda-ante-espejo-racializado.html